Fm Activa 93.1 MHz

LOS PELIGROSOS GOLPES DE CALOR

Por estos días estamos viviendo temperaturas que superar fácilmente los 30º e incluso alcanzan los 40º, ante esta situación es muy común sufrir un golpe de calor. Quienes son los mas vulnerables a estos? Cómo prevenirlos? Cómo debemos actuar ante un caso de golpe de calor? Te dejamos algunos consejos útiles.

 

Todas las personas estamos expuestas al peligro de un golpe de calor, generalmente, este hecho ocurre cuando las personas hacen ejercicio en climas cálidos y húmedos sin beber suficientes líquidos. Pero también puede ocurrir en personas que no están haciendo ninguna actividad física y existe una población de mayor riesgo ante esta situación, a saber:

 

  • Los menores de 5 años y más aún los menores de 1 año
  • Los que padecen enfermedades crónicas que pueden ser: cardíacas, renales, mentales o neurológicas.
  • Los niños con fiebre por otra causa o diarrea
  • Los obesos o desnutridos
  • Los que tienen la piel quemada por el sol
  • Los que abusan de bebidas con alcohol y drogas
  • Los ancianos

 

Para prevenir un golpe de calor, y sus posteriores consecuencias se recomienda lo siguientes:

  • Trate de no estar demasiado activo y tome descansos cuando haga ejercicio.
  • Beba suficientes líquidos -como agua o bebidas deportivas- para que no sienta sed. No obstante, no se fuerce a beber cantidades muy grandes en poco tiempo, y no ingiera tanto líquido para evitar una sensación de incomodidad.
  • Haga cualquier ejercicio temprano en el día, antes de que suba demasiado la temperatura ambiente.
  • Vista ropa liviana y suelta. Evite usar demasiadas capas. Quítese la ropa extra que esté usando.
  • Evite estar en un automóvil caliente.
  • No se exponga al sol entre las 10 y las 16 h.

Para refrescar el cuerpo:

  • Tome una ducha o baño fresco.
  • Beba agua o una bebida deportiva. No tome bebidas con alcohol o cafeína.
  • Rocíese con agua fría y luego siéntese frente a un ventilador.
  • Busque la sombra. Entre en un edificio o automóvil con aire acondicionado.
  • Coloque una compresa o paño frío sobre su cuello o axila.

 

Cuando se reconocen en una persona o en uno mismo cualquiera de los síntomas de una insolación o golpe de calor, lo más conveniente es siempre acudir a un servicio de urgencias o al puesto de socorro si se está en la playa o en una piscina. Pero si por cualquier razón esto no fuera posible, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Llevar a la persona afectada a un lugar con sombra y lo más fresco posible.
  • Colocarla en posición semisentada, con la cabeza levantada para favorecer la respiración y que pueda entrar aire.
  • Para reducir la temperatura corporal, hay que quitarle algo de ropa, darle aire (abanico o ventilador) y utilizar compresas de agua fría en la frente, la nuca, el cuello y otras partes del cuerpo.
  • También debe beber agua fresca (le ayudará a bajar la temperatura corporal) para rehidratarse, pero debe hacerlo a pequeños sorbos y no de golpe, pues esto empeoraría su estado.
  • Una vez que haya mejorado su estado hay que acompañarla a un servicio médico de urgencias para someterla a una revisión exhaustiva y posteriormente a un estrecho seguimiento médico durante algunos días.
  • Si no se recupera o incluso llega a perder el conocimiento, hay que tumbarla con las piernas flexionadas y llamar inmediatamente a urgencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.