Fm Activa 93.1 MHz

Cada vez más adolescentes se incorporan antes al mercado laboral

Cuatro de cada 10 hogares donde residen niños, niñas y adolescentes están enfrentando una reducción en los ingresos laborales, de acuerdo con una encuesta realizada a fines de octubre y principios de noviembre por UNICEF Argentina en todo el país. Esto equivale a 2,1 millones de familias; y está influyendo en el ingreso de los adolescentes al mundo del trabajo.

Esta es la tercera vez en el año que el organismo internacional realiza esta encuesta en la Argentina. En abril último, en el 60% de los hogares se habían reducido los ingresos y en julio, en el 45%.

“Más allá de la apertura de actividades, de la progresiva flexibilización de la fase de aislamiento social a la de distanciamiento social y de la implementación del programa de asistencia al trabajo y a la producción (ATP), persiste una proporción significativa de hogares con niñas, niños y adolescentes que enfrentan una reducción de sus ingresos laborales”, destaca el informe.

Principalmente, la caída de los ingresos está relacionada con la disminución de las horas de trabajo (36%), del nivel de ventas, pedidos o clientes (28%) u hogares con miembros que sufrieron suspensiones de sus puestos de trabajo (19%).

Esta situación se ve con mayor gravedad en la zona de Cuyo, donde alcanza al 52% de los hogares con niños; en los hogares destinatarios de la Asignación Universal por Hijo de todo el país (53%); en villas y asentamientos (51%) y en los hogares numerosos, con 5 o más miembros (50%).

La situación económica de las familias también se ve desafiada por el endeudamiento. De acuerdo con lo recopilado por esta encuesta, el 21% de los hogares tiene al menos una deuda.

En particular, el 15% de los hogares se ha endeudado con comercios comprando alimentos al fiado. Este porcentaje representa un 22% en los hogares titulares de AUH. En los barrios populares aumentaron las compras “fiadas”: en julio último representaban el 25% y llegaron a un 30% en octubre último.

También subió el porcentaje de hogares que señalaron haber dejado de comprar algún alimento por limitaciones en sus ingresos, cifra que llegó al 28% del total.

Dentro de una serie de preguntas directas a los adolescentes, 16% de los encuestados contestó que realizaba “actividades laborales orientadas al mercado”, es decir que estaba trabajando. Entre ellos, un 46% indicó que no trabajaba antes de la cuarentena. 

“Esto es un indicador que mostraría que, ante la falta de ingresos en los hogares, los adolescentes se ven en la necesidad de aportar recursos al interior del hogar”, señaló Sebastián Waisgrais, especialista en Inclusión Social de UNICEF Argentina.

Fuente: Chequeado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.